Los frutos de la reinserción en Colombia

 Con un poco más de 60000 integrantes de grupos armados al margen de la ley han iniciado un proceso de reincorporación a la vida civil colombiana. Pero con más de un quinquenio de haber firmado los Acuerdos de Paz en la Habana, el camino está aún lleno de obstáculos. 

Volver a Colombia y caminar por las calles de Bogotá, siempre será una excursión, pues hay muchas cosas que cambian y lugares nuevos para explorar. Dentro de esos nuevos hallazgos, encontré una cervecería llamada La trocha que tiene como sede principal La Casa de Paz. Este proyecto que nació después de que diez ex combatientes decidieran juntar el dinero que recibieron del gobierno colombiano por abandonar el grupo armado (alrededor de 1650 dólares por ex combatiente) para emprender un negocio de fabricación de cerveza, dejar la violencia y volver a la vida civil.

 Lograr hacer esto ha sido todo un reto para ellos, pero no imposible para construir un mejor futuro. Iniciaron en una casa abandonada, llena de goteras y con muchas reparaciones para hacer, muchas veces organizaron actividades de trueque para poder conseguir el mobiliario que necesitaban para su nuevo negocio, ya que no contaban con el dinero para pagar por las cosas, lo hacían con cerveza.

La Casa de la Paz, ha visto el proceso de muchos excombatientes quienes empuñaron fusiles y algunos otros estuvieron en la cárcel, y decidieron dar un giro muy grande en sus vidas, y de esta manera hacer un proceso tanto de reparación personal como social. En esta casa hay productos tanto de excombatientes como de víctimas del conflicto armado, vecinos y turistas que visitan este lugar para compartir, reconciliarse, hacer ejercicios pedagógicos para contar el por qué de su decisión de las armas, por qué firmaron la paz, por qué están en el proceso, y  de una u otra forma romper las barreras que tenemos como sociedad colombiana.

Andrea Bejarano.

Comprensión de lectura

Related Articles

Responses

Your email address will not be published.