Maria Moliner y su diccionario

Maria Moliner nació en Paniza, Zaragoza, España. Fue la hija de un médico que trabajaba en el área rural de Aragón. Fue la segunda de tres hermanos. Maria Moliner estudió Filosofía y Letras en la universidad de Zaragoza. Maria tuvo muchas profesiones, fue bibliotecaria y archivera. También fue filóloga, es decir se dedicaba a estudiar textos escritos que se reconstruyen con el respaldo del tiempo en que fueron escritos. También fue lexicógrafa, en esta disciplina se hacen análisis de los diccionarios. Cabe mencionar que Maria empujó a la creación de más de 5,500 bibliotecas en áreas rurales mediante un proyecto español en 1931 llamado “Misiones Pedagógicas”. En este proyecto se llevaba el arte y la cultura a dichas áreas. Este programa fue truncado a finales de la guerra civil española. Para Moliner, la educación era la base del progreso; así como también leer para ella era un derecho incluso espiritual. Con esta ideología ella consideraba que todos los ciudadanos tenían que tener a mano el libro o los libros que les apeteciera leer.

En el año 1952, uno de los hijos de Maria le obsequió un diccionario llamado Learner’s Dictionary of Current English de A. S. de Hornby. Después de esto se inspiró y le dio motivos para crear su propio diccionario, pues ella ya veía algunas imperfecciones en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). Su creación fue llamada Diccionario de Uso del Español, aunque en algunos lugares se le conoce coloquialmente como “El María Moliner”. Este diccionario se convirtió en su proyecto de vida, pues le dedicó mucho de su tiempo a crear este diccionario.  El proceso para la creación de este diccionario duró más de quince años. Moliner utilizaba máquina de escribir, y era extremadamente perfeccionista pues su tenacidad se vio reflejada en la creación de este libro. 

La primera edición del Diccionario de Uso del Español y la única autorizada por Maria Moliner se publicó entre los años 1966 y 1967, publicado por la editorial Gredos, edición que contenía más de 80,000 entradas. Curiosamente, el orden de este diccionario no es alfabético si no como en un tesauro es decir etimológicamente. La segunda edición en 1998 fue cambiada por la editorial Gredos y los herederos de Maria Moliner no estuvieron de acuerdo con ello. La tercera edición en 2007 tiene 7,700 entradas y alrededor de 25,000 acepciones nuevas. La cuarta y más reciente edición de 2016 incluye 5,500 entradas nuevas, llegando a 92,700.

La característica especial de  este diccionario, como su propio título lo indica, es que las palabras son de “uso”. Con un ejemplo tomado del diccionario de Maria Moliner:

derrochar (del fr. «dérocher», despeñar, deriv. de «roche» )

  1. tr. Gastar el dinero u otra cosas con insensatez o exceso. Despilfarrar, dilapidar, disipar, malgastar, tirar. 
  2. (inf.) Y en gran abundancia de una cosa buena: [Derrocha salud] (energía buen humor)’. Irónicamente puede también aplicarse a cosas malas: ‘Derrocha fealdad [mal genio]’. 
  3. (ant) Derribar a alguien en lucha. 

Como podemos apreciar su dedicación se plasma en tan solo una definición de las miles que incluye en su diccionario, pues escribió no solo las definiciones formales, si no, las coloquiales, en palabras del reconocido escritor Gabriel García Márquez «María Moliner hizo una proeza con muy pocos precedentes: escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana».

Finalmente en el año 1972 diversos académicos enviaron una propuesta para que Maria Moliner entrara en la academia pero fue rechazada.  El rechazo de la academia posiblemente se dio debido a que no era filóloga de profesión, por ser mujer, y por la inclusión de palabras muy sonoras y elevadas. En sus últimos años Maria Moliner estuvo al cuidado esposo enfermo.  Años después que su esposo murió le llegaron repentinos síntomas de arteriosclerosis, los cuales le arrebataron su actividad intelectual. Maria Moliner falleció en el año 1981 en Madrid, España. Existen  una placa y busto de Maria Moliner, hechas en conmemoración a su arduo trabajo y dedicación en Paniza, municipio español que la vio nacer.

Sofía Meza

Comprensión de lectura

 

 

Related Articles

La escuela en México

En este nuevo artículo explicaremos algunos aspectos generales del sistema escolar en México. El sistema educativo mexicano se compone por los siguientes niveles; educación preescolar,…