La entonación en las preguntas.

La entonación en las preguntas. 

En español existen dos tipos de preguntas de las cuáles dependiendo del propósito o información que queramos averiguar su melodía cambia, estas pueden ser divididas en dos categorías; Las preguntas parciales y totales. Entonar apropiadamente el tipo de pregunta es importante ya que si no lo hacemos de forma correcta el interlocutor puede tener dificultad para interpretar el mensaje, lo cual puede terminar en una pequeña confusión y el interlocutor termine diciendo ¿me estas diciendo o me estas preguntando? El objetivo del artículo de hoy es aprender a diferenciar los dos tipos de preguntas para tener una mejor entonación al momento de hablar. Comenzaremos con las preguntas parciales; estas se caracterizan por siempre comenzar con los interrogantes quién, qué, cuál, cómo, dónde, cuándo, cuánto, para qué y por qué. Este tipo de preguntas buscan una respuesta concisa, por ejemplo;

– ¿Dónde compraste ese abrigo?

– Lo compré en Zara.  

Las preguntas parciales llevan tilde en sus interrogantes por lo cual facilita localizar la sílaba ascendente. Una vez que deducimos que la pregunta es parcial debemos saber que la melodía en esa pregunta es ascendente en casi toda la frase pero que después desciende en su melodía llegando a la última palabra, por ejemplo;  

– ¿DÓNDE COMPRASTE ESE abrigo?

– Lo compré en Zara.  

En la pregunta anterior el abrigo es la palabra en la pregunta que desciende en su melodía, lo cual permite que el interlocutor reciba el mensaje de que es una pregunta parcial y que el interrogador está buscando una respuesta precisa. Algunos otros ejemplos de preguntas parciales muy frecuentes en español serían; CÓMO TE llamas? ¿DÓNDE vives? ¿CÚAL ES TU COLOR favorito? 

Por consiguiente, tenemos la categoría de preguntas totales. Este tipo de preguntas permiten al oyente responder entre sí o no. Así como también a diferencia de las preguntas parciales tienen un tono ascendente al final de la frase. Las preguntas totales suelen comenzar con verbos, por ejemplo; 

 – Compraste ese abrigo en Zara el año PASADO?

– Sí.

En la pregunta anterior la palabra pasado es la parte de la frase en donde se debe subir el tono o la melodía al momento de preguntar. Un aspecto importante para mencionar es que cuando hacemos preguntas totales la melodía puede subir aún más después de la sílaba tónica de la palabra por ejemplo;

– Compraste ese abrigo en Zara el año PASADO?

– Sí.

Por último, se debe mencionar que este tipo de entonación o melodía en las preguntas debe tomarse solamente como referencia cuando estamos aprendiendo español como segunda idioma, ya que la entonación o la melodía en las preguntas puede cambiar en algunas regiones de habla hispana.   

Brenda Gonzalez.

Related Articles

Responses

Your email address will not be published. Required fields are marked *