Lo que necesitas saber del español de Puerto Rico

Variedades dentro del español hay muchas, probablemente si alguna vez has escuchado muy atentamente hablar a un hispanohablante de algún país en particular ya sea Chile, Argentina, Colombia, México, España, entre otros, probablemente escuches que entre ellos muchos usan palabras diferentes e incluso pienses que  unos hablan más rápido u otros quizás más lento, también hay quienes dicen que en algunos lugares parece que cantan cuando hablan y otros que no pueden entender nada. Sin embargo, hay quienes dicen que el español de Puerto Rico suena aún más diferente que en otros países de habla hispana.

Dicho esto, ¿Por qué el español de Puerto Rico suena diferente con algunas palabras? Si alguna vez has escuchado a un puertorriqueño hablar español quizás hayas notado que no pronuncian la letra ‘r’ en algunas palabras que la llevan. Es decir que hay ocasiones en donde una palabra que tiene la letra ‘r’ no se pronuncia pero es intercambiada por la letra ‘l’. A esto se le conoce como lambdacismo intercambiar la ‘r’ por la ‘l’ al hablar es un cambio fonológico que se hace cuando la letra ‘r’ está al final de una sílaba. Algunos ejemplos serían ; ‘verde’ cambia a ‘velde’, ‘mujer’ cambia a ‘mujel’, ‘puerto’ cambia a ‘puelto’, entre otras.

¿A qué se debe este cambio? Pues bien existen varias teorías pero unas de las más destacadas es la teoría andalucista que consiste en la llegada de canarios (persona procedente de las Islas Canarias)  y andaluces (persona procedente de Andalucía) que llegaron a la región de las antillas hispánicas (Puerto Rico, Cuba, República Dominicana)  lo que hizo que durante ese tiempo hubiera una gran influencia de intercambio culturales entre los dos lados. Por ejemplo un intercambio que sostiene esta teoría es que una de las características del español en Andalucía es hacer lo mismo que hacen en Puerto Rico pero al revés, es decir que los andaluces intercambian la ‘l’ por la ‘r’, por ejemplo; ‘último’ cambia a ‘urtimo’, ‘pulpo’ cambia a ‘purpo’, ‘golpe’ cambia a ‘gorpe’, entre otras. Así que, la próxima vez que escuches a un puertorriqueño hablar ya lo sabes no estás escuchando mal es simplemente que algunas palabras las pronuncian diferente pero al final están hablando español.

Brenda Gonzalez

Comprensión de lectura

Related Articles