La traducción literaria ¿arte o ciencia?

En el universo de la traducción existen muchos tipos tales como la traducción comercial, la traducción científica, la traducción literaria, etc. Hoy hablaremos sobre la traducción literaria que también se le llama traducción editorial. Esta engloba el traducir de una lengua a otra obras literarias, como cuentos, novelas, poesía, teatro, relatos, etc . Su historia se remonta a tiempos muy antiguos de los primeros siglos antes de Cristo con más de 4500 años de antigüedad. Dicha profesión es bastante difícil pues requiere de un gran ingenio para poder cambiar un idioma a otro sin perder el sentido del autor original. La lengua fuente es en la que el texto está escrito y la meta es a la que el traductor quiere llegar. Es por esta razón que el traductor debe conocer lengua fuente y lengua meta casi a la perfección. Usualmente la lengua meta es la lengua materna. Una de las características de un traductor literario es que debe tener talento para profundizar escrictamente los textos. El hecho de crear estas traducciones es una ejecución literaria. En general la traducción no se puede definir  estrictamente como ciencia o un arte pues utiliza ambas disciplinas.  A continuación podremos dar un paseo por algunos de los retos a los que se enfrentan los traductores literarios :

  • La cultura de la lengua de destino: El reto cultural requiere que el traductor tenga muchísimo conocimiento de la cultura de la lengua meta y fuente. Y si de alguna manera el texto presenta un choque cultural el traductor tiene que reformular el texto literario para darle cabida al mensaje del autor. Pongo por caso la frase ‘Café com leite’ del portugues, que puede tener una traducción literal por ejemplo al inglés ‘coffee with milk’ o en español ‘café con leche’, pero en sus términos profundos engloba un fenómeno político y cultural ocurrido en Brasil entre a finales del siglo XVII y principios del siglo XIX.
  • La terminología: Sobre esto el DRAE dice qué terminología es el conjunto de términos o palabras propias utilizadas en una ciencia, técnica, o especialidad, o por un autor. Entonces, dependiendo del género del texto literario, el traductor debe conocer muy bien los términos.  Por ejemplo en la saga de Harry Potter la palabra “howler” es una terminología de su mundo de fantasía. La traducción literal sería un tipo de mono (animal), por lo que en español los traductores lo optaron por llamarlo “vociferador”.
  • Las figuras literarias o retóricas: Estas son modos diferentes de las palabras que no son habituales en el habla del día a día y que se utilizan para embellecer los textos. La poesía así como muchos textos literarios las utilizan. El traductor tiene que adaptar el texto para que no pierda estas figuras de la lengua original y mantener su sentido real. Un ejemplo de figuras literarias o retóricas son metáforas, alegorías e hipérbole. 


En definitiva el traductor tiene que utilizar muchos recursos para hacer una gran creación a partir de una ya existente  por lo que lo hace una actividad muy peculiar y de admirarse. En concreto, la traducción literaria es importante para el mundo y la comunidad pues con ella se pueden compartir textos, leerlos y disfrutarlos en muchos idiomas. En las palabras del escritor José Saramago  «Los escritores hacen la literatura nacional y los traductores hacen la literatura universal» Como dato de los libros de español más traducidos en el mundo se encuentran: El Quijote de la Mancha por Miguel de Cervantes,  Cien años de Soledad por Garcia Marquez. Platero y yo, por Juan R. Jimenez. Y  De los poetas más traducidos del español se encuentran: García Lorca y Pablo Neruda.

Sofía Meza

Comprensión de lectura 

Related Articles

Responses

Your email address will not be published. Required fields are marked *