El juego de la lotería mexicana tradicional

¡Pórtate bien cuatito, si no te lleva el coloradito! 

El juego de la lotería mexicana tradicional como todo juego tiene su historia detrás, pero, ¿cómo llegó este popular juego a México?, sucedió con la llegada de los españoles, quienes trajeron un juego similar y desde sus inicios, alrededor del siglo XIX,  fue un juego de mesa principalmente jugado solo por la clase alta. No pasó mucho tiempo para que pasara a ser un juego del pueblo y se transformara en uno de los juegos de mesa más practicados por los mexicanos. El juego consta de 54 cartas y cada una contiene un personaje diferente que representa una costumbre y la sociedad mexicana de aquel entonces.

Se sabe que la versión de la lotería que conocemos hoy en día es la versión más popular, pero en realidad existieron muchas versiones antes de esta. Los primeros ejemplares de imágenes que existieron fueron hechos a mano por artesanos, quienes tenían la libertad de elegir qué personajes incluir en su lotería y a su propio estilo. No fue hasta que el empresario francés Clemente Jaques, quien tenía un par de empresas en México, entre esas una imprenta y una planta empacadora de alimentos, decidió imprimir el primer ejemplar del juego de la lotería en forma masiva. Jacques se encargó de enviar un juego de lotería en cada caja de alimentos para los soldados de la época, durante el movimiento de la independencia en México y de ahí su popularidad incrementó. Fue entonces que con la ayuda de los soldados este juego llegó a todo México y ahora no eran solo ellos quienes lo jugaban sino todas las comunidades. Algunos de los lugares más populares para realizar este juego eran en las kermeses y ferias ambulantes, como también en reuniones familiares o con amigos.

Hoy en día diferentes artistas han creado su propia versión de la lotería mexicana, intentando representar el cambio social en México. En las loterias de hoy podemos encontrar diferentes personajes como “el hipster,”  “la lady,” “la quinceañera,” entre otros. Otro dato interesante de este  juego popular es que a través de los años ha cambiado su forma de jugarse, pues hay a quienes les gusta apostar dinero mientras se juega o ganar un premio,  otros disfrutan de escuchar al gritón sacar la carta y decir un refrán como “¡Pórtate bien cuatito, si no te lleva el coloradito!” (el diablito), para ayudar a identificar al jugador la carta antes de mostrarla. Como sea que se decida jugar a la loteria mexicana, ya sea con frijoles, piedritas, monedas, bolitas de papel, etc., siempre resulta muy divertido hacerlo. Pero eso  si, no hay que olvidar que es muy importante decir en voz alta ¡lotería!  para que el gritón sepa que tu has ganado la primera tanda, sino otra persona puede quitarte tu premio.

Brenda Gonzalez

Comprensión de lectura 

Related Articles

Culture & Language Center LLC