¿Esta agua o este agua?

Agua es una palabra femenina y por tanto es “esta agua”. La norma general es que las palabras que acompañan a “agua” deben ser femeninas (agua fría, agua salada). Sin embargo, esto no encaja con la frase “el agua”, y esto se debe a dos situaciones especiales, en este artículo se tratará de explicar estas dos razones.

La primera está vinculada específicamente al artículo. En realidad, tiene sus raíces en el latín. El artículo femenino viene de la palabra latina illa y con el tiempo evolucionó a “la” (illa – la). Ahora bien, “en esta evolución” por lo general se conservaba la parte final del artículo, pero la estrategia en español fue distinta y se conservó la parte inicial (illa), aunque en el fondo sigue siendo el artículo femenino. Algo parecido pasa en el francés, el italiano o catalán en donde reducen el artículo solo a una simple “l” en ciertos casos.

La segunda situación, en el caso del español actual, se da con los nombres que empiezan con una a que tiene acento prosódico: el ancla, el hacha o el arma. En plural no existen dudas, se dice las aguas, las aulas, las armas. Para ayudarnos también podemos pensar en combinaciones frecuentes: arma blanca, aula magna, agua fría. Pero ojo la regla del artículo no afecta a todas las palabras, se dice: la árabe, la árbitra. Con el diminutivo de agua (agüita) se usa “la agüita” porque la primera vocal ya no es tónica.

La frase: “la alma mater” es correcta porque en este caso la palabra “alma” es un adjetivo latino y el caso del artículo “el” solamente se da ante nombres (sustantivos). Otro ejemplo: el aula amplia, pero la amplia aula. Aula es un sustantivo y amplia es un adjetivo.

Un caso muy especial que se sale de la norma es la palabra “azúcar”, ya que es una palabra ambigua, puede ser femenina o masculina. Es decir, es igual decir azúcar moreno o azúcar morena y otra rareza más, lo normal es decir en plural los azúcares.

Espero que hay quedado un poquito más claro porqué decimos “el agua” pero “las aguas”. En conclusión, el propósito es que la lengua suene mejor.

Renzo López

 Comprensión de lectura

 

Related Articles

Culture & Language Center LLC