Episode 14 – Dichos con referencias de animales

En este episodio Chayo y Lalo comparten una lista de dichos con ejemplos y el origen de algunos que usan como referencia a animales.

Transcripción – Dichos con referencias de animales

Chayo – Hola chicos y chicas ¿Qué hongo, Lalo? ¿Cómo estás?

Lalo – Hola, hola. Muy buenos días, muy bien. Contento, emocionado, con buena vibra. ¿Qué hongo? ¿Qué es eso del hongo?

Chayo – Es un saludo ¿Qué? ¿Coloquial?

Lalo – Sí.

Chayo – Entre jóvenes. Eso, eso, eso.

Lalo – Como nosotros.

Chayo – Exacto.

Lalo - ¿Qué hongo?

Chayo – ¿Qué hongo? ¿Cómo estás?

Lalo – Bien. Bien, bien, bien. Contento, te lo he dicho. Listísimo para el día de hoy, con mucha energía. Es temprano y con ánimo.

Chayo – Perfecto. Bueno chicos, pues hoy la dinámica será un poco distinta a la de siempre y díganme, ¿A quién no le gustan los animales? Bueno, mejor no me contesten eso. A mí en lo particular me encantan y creo que la mayoría de todos nosotros cuando éramos niños como que quisimos ser veterinario ¿No? Como cuando le empiezas agarrar ese cariño a los niños, hoy. A los animalitos.

Lalo – Para mucha gente las mascotas hoy en día son como sus niños.

Chayo – Sí, muy cierto. Sí. Pero bueno, uno de niño empieza agarrarle ese cariño y quiere cuidarlos, y darles de comer y bueno. Etcétera. Pues al parecer esta relación con los animales no es nada nuevo. Ilústranos por favor Don Lalo.

Lalo – Sí, correcto. Bueno sí, yo también tuve ese sueño que tú mencionas de ser veterinario cuando era pequeño y perdón, había sí, mucho amor de los animales por mi parte pero continuemos. Sí bueno, y no sabemos si hay una relación directa o no pero se nos hizo algo interesante que de un modo esto se puede reflejar o esta conexión con animales que existen en muchos dichos y refranes en el español. Hoy vamos a compartirles ¿Qué? ¿Unos cinco? Más o menos, que son…

Chayo – Más o menos, sí.

Lalo – Que nos gustan. El primero es: “Perro que ladra, no muerde.” Y pienso que es bastante explícito y este se refiere a una persona que asusta pero no actúa. ¿Sí? Como el perro que ladra, ladra, ladra y cuando viene la hora de hacer algo pues no hace nada.

Chayo – Sobre todo los chiquitos, los perros pequeños como un chiguagua que son los más conocidos por ser temperamentales, que ladran mucho pero como son muy pequeños es precisamente para asustar a los animales más grandes o a las personas.

Lalo – Sí, de hecho tienes razón ahí. Tiene que ver con el tamaño ¿Sí? Entonces, perro que ladra no muerde. El equivalente al inglés es bastante literal a: “A barking dog never bites”.

Chayo – ¿Pero este sí existe?

Lalo – Sí.

Chayo – Ah okey, okey.

Lalo – Correcto. Sí, sí. Y bueno, no se conoce el origen exacto de esta expresión pero como Chayo, tú lo acabas de explicar, es la relación de donde salió, de donde se ha observado que los perros que ladran mucho generalmente no tienen la intención de hacer algo, sólo es ladrar y este dicho se aplica a las personas. Les voy a dar un ejemplo: “Entonces Juan es una persona que hace muchos escándalos o amenaza mucho.” Usualmente tiene relación como con amenazas ¿No? Entonces por ejemplo yo, yo te digo a ti Chayo: “Oye Chayo, no te preocupes que Juan no hará ninguna queja formal a pesar del escándalo o las amenazas porque perro que ladra, no muerde”.

Chayo – Claro.

Lalo – Y el último, a ver. “Perro que ladra, no muerde. Por eso no estés nervioso que no hará nada de lo que dijo que iba hacer.” O sea, nuevamente tiene que ver con la relación de una persona que habla, amenaza o dice mucho que va hacer algo…

Chayo – Y no hace nada.

Lalo – Y no hace nada.

Chayo – Y es muy común, este dicho es muy, muy común y es uno que es de los que vas a escuchar de la boca de un joven, de un adulto, sin importar la edad, sin importar clase social, esto lo escuchas por todos lados.

Lalo – Perro que ladra, no muerde.

Chayo – Bueno, el segundo vámonos al contrario. “Aquí hay gato encerrado.” Ahora, esta expresión hace referencia a que hay algo sospechoso. En este sentido la frase se aplica a situaciones o acciones que despiertan desconfianza o inquietud y que nos previenen ante un potencial engaño. Por ejemplo, okey. “El presidente de la asociación renunció de improviso, lo que me lleva a pensar que ahí hay gato encerrado.” Otro ejemplo sería: “Al jugador no lo sancionaron pese a la dura entrada. Huele a gato encerrado”.

Lalo – Esto me hace pensar a, en inglés hay uno de un pescado. Fish… “There’s something fishy”.

Chayo – Smell fishy.

Lalo – Correcto, es algo como esto ¿Cierto?

Chayo – Sí, sí. O el otro era: “I smell a rat”.

Lalo – Ah ese sí no lo conocía.

Chayo – Sí. Entonces eso es como lo equivalente en inglés.

Lalo – Ah chévere. Bueno, pero a ti como que te gustan mucho esos dichos relacionados con los gatos. De hecho cuando estábamos preparando…

Chayo – Es que hay muchos.

Lalo – Hay muchos, sí, sí. Cuando estábamos preparando este episodio, recuerdo que hiciste una búsqueda de dichos específicamente que se dicen con gatos. Había más de 50 entradas o algo así.

Chayo – No, no, no. Era de dichos y de 50, o sea literalmente, como 35 o 40, no. No. No los 40 pero como 35 o 36 hacían referencias a gatos.

Lalo – La gran mayoría, sí es cierto.

Chayo – Sí, no sé por qué. Eso sí estaría interesante averiguar, pero…

Lalo – Listo.

Chayo – A mí me encantan los gatos así que para mí fue perfecto.

Lalo – Este es: “Hay gato encerrado”.

Chayo – Hay gato encerrado. Hay algo sospechoso.

Lalo – Hay algo sospechoso. Bueno, el que sigue, el número tres este se dice mucho en Colombia. De hecho tú lo conoces de otra manera y es: “A caballo regalado no se le mira el diente”.

Chayo – Sí, sí, sí.

Lalo – ¿Te acuerdas que lo hablamos y tú dijiste algo de un limosnero y un palo, o un yo no sé?

Chayo – Sí, exacto. El que nosotros decimos sería como cuando te regalan algo y dices: “Ay, esto está bien pequeño” o “no me quedó” o “no me gustó” entonces la persona te dice: “Limosnero y con garrote”.

Lalo – Sí. El significado es lo mismo. Es básicamente cuando de forma regalar, perdón, de forma general al recibir un regalo se toma una actitud esta es la parte clave, cuando tomas una actitud que no estás satisfecho, no estás alegre y no estás agradecido. Entonces se le dice a la persona: “Oye, a caballo regalado no se le mira el diente.” O sea, te lo están regalando y aún te estás quejando y debe ser lo opuesto, se debe recibir con satisfacción, con alegría y agradecimiento. Esto usualmente se le dice a los niños, usualmente porque ellos no tienen filtro y reaccionan como realmente…

Chayo – Sí. Sí, sí.

Lalo – Se sienten.

Chayo – Sí. Es como cuando le regalan ropa en la fiesta.

Lalo – Es exactamente lo que yo iba a decir.

Chayo – La carita como que: “Oh”.

Lalo – Exactamente lo que yo iba a decir. Me acuerdo mucho de mi sobrina, Sarita. En una ocasión, en un cumpleaños pasó exactamente eso. Cuando llegó el momento de abrir los regalos y ella abría juguetes, se ponía muy feliz y cuando era ropa, simplemente la sacaba de lado y pues adorable ¿No?

Chayo – Sí, claro.

Lalo – Muy chistosa.

Chayo – Sí pero es muy cierto, eso se ve más en niños.

Lalo – Sí, bueno y en inglés, hay una que se dice, bueno creo es bastante cerca y se dice: “Never look a gift horse in the mouth.” Entonces, pues tiene relación con el caballo.

Chayo – Sí.

Lalo – Pero yo en realidad casi nunca la he escuchado.

Chayo – Nunca la he escuchado yo tampoco.

Lalo – A nadie se la he escuchado decirlo pero pues cuéntenos chicos si, si ustedes la dicen o hay algún otro similar.

Chayo – Quizás sea un dicho antiguo que hoy en día no se utilice mucho.

Lalo – Posible. Bueno y en este sí encontramos un poquito más de información y es el origen del refrán, que en realidad tiene mucho sentido.

Chayo – Sí.

Lalo – Básicamente se puede determinar la edad y el estado de salud de muchos animales a través de su dentadura, de los dientes. Entonces, bueno si en la industria más que nada de caballos, se le mira a los dientes, se inspecciona para ver, para saber el estado de salud. Entonces…

Chayo – Y la edad.

Lalo – Y la edad. Correcto. Tú tienes, bueno el dicho nuevamente es: “A caballo regalado no se le mira el diente”.

Chayo – Muy bien, muy bien. Bueno, pues el siguiente no tiene que ver ni con perros, ni con gatos, ni con caballos. Este dice así: “Más vale pájaro en mano, que cien volando”.

Lalo – Ah ese me gusta.

Chayo – Sí, me gusta mucho y creo que sí hay varios…

Lalo – Variaciones.

Chayo – Sí, hay muchas variaciones sin tener que ver con animales pero este…

Lalo – Perdón. Este se me… Me hace pensar en el dicho en inglés, no sé si tenga una relación pero me hizo pensar inmediatamente en: “Don’t put all your eggs in one basket”.

Chayo – Sí, exacto.

Lalo - ¿Cierto?

Chayo – Sí. No pongas todos tus huevos en una, en una canasta.

Lalo – Que se dice en español también.

Chayo – Sí, también se dice en español. Tal cual así, literalmente. Ese sí, la traducción es literal. Y bueno, este se refiere a, es como cuando tienes todas tus, incertidumbre. Entonces, enseña al individuo que vale más lo que está seguro a pesar de tener menos valor que algo que es mejor pero no es seguro.

Lalo – Claro.

Chayo – Entonces este es un refrán que se puede emplear en diversas situaciones, como por ejemplo, alguien que prefiere un empleo con un salario bajo pero que le garantiza un contrato de larga duración. En vez de un empleo muy bien pagado pero en una empresa que puede cerrar en cualquier momento. A esa incertidumbre es la que te refieres.

Lalo – Lo seguro versus lo incierto.

Chayo – Ajá, exacto.

Lalo – Muy interesante. Más vale pájaro en mano que cien volando.

Chayo – Sí, me gusta. Está bueno.

Lalo – Sí, yo me imagino a la persona con el pajarito en la mano.

Chayo – Sí, yo sé.

Lalo – Y luego pues la manada de pájaros volando, y es lo que tiene seguro en la mano. Me gusta más este que el de los huevos.

Chayo – ¡Ah!

Lalo – La canasta de huevos.

Chayo – Yo conozco los dos, sin embargo uso el de los huevos.

Lalo – Sí, te he escuchado decirlo. Bueno.

Chayo – El siguiente, ese sí es.

Lalo – Volviendo a los gatos.

Chayo – Sí, exacto. Volviendo a los felinos.

Lalo – Y ese es común. Y es: “Cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta”.

Chayo – ¡Me encanta!

Lalo – Este es muy chistoso y yo creo que todos los hemos dicho y hemos participado, hemos estado en los dos roles de este dicho.

Chayo – ¿Sabes qué se me viene a la mente cuando lo escucho? Lo primero que se me viene a la mente es la caricatura “Tom y Jerry”.

Lalo – Ah okey.

Chayo – Así.

Lalo – Bueno sí el gato, en ese contexto el gato actua como la figura de autoridad.

Chayo – Ajá.

Lalo – Y los ratones puede, o sea puede figura de autoridad en el gato puede ser el jefe, los padres, no sé, el gerente de un proyecto. Y los ratones pueden ser los empleados, los hijos, las personas de quien estás a cargo. Entonces, este dicho se emplea cuando la persona de autoridad se ausenta, el resto aprovecha y se relajan un poquito en el cumplimiento de sus obligaciones. Los empleados trabajan menos, se van temprano a casa.

Chayo – Los hijos hacen fiesta cuando no los papás no están.

Lalo – Sí. En inglés me gusta porque hay una rima muy divertida. “When the cat’s away, the mice will play”.

Chayo – Ese está padre, me gusta.

Lalo – Literalmente es bastante cerca ¿Sí? Cuando el gato no está, los ratones juegan. Y bueno y estos no son como los únicos que tenemos.

Chayo – Sí, hay varios y de hecho ya hemos hablado de varios en otros episodios, como el de: “Tomar el toro por los cuernos”.

Lalo – “El camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.

Chayo – “Matar dos pájaros de un solo tiro.” O sea, hay sinfín.

Lalo – Y hay muchos de gatos, había uno que tú insistías en querer.

Chayo – ¿Cuál?

Lalo – El de no buscarle tres patas al gato.

Chayo – ¡Ah! “No le busques tres patas al gato”.

Lalo – Sí, no hay que buscarle o no hay que pensarlo de más o no hay que…

Chayo – Sí, como que no le des tantas vueltas.

Lalo – Simplifícalo. Sí bueno, hay toros, hay camarones, hay pájaros.

Chayo – Gatos, perros.

Lalo – Hay gatos, hay perros. ¿Qué más hay? Hay varios, en realidad. Y estos son algunos pues que son comunes, se nos hizo interesante compartirlos.

Chayo – Sí, más que nada eso. Son más comunes, son fáciles de meterlos en su vocabulario.

Lalo – Sí. Y bueno chicos pues si ustedes han escuchado unos o si saben algún otro, cuéntenos.

Chayo – O si tienen alguna duda de…

Lalo – Sí tienen alguna duda.

Chayo – De uno que otro.

Lalo – Pues ya saben dónde encontrarnos. Pueden enviarnos un correo electrónico o un mensaje de voz y muchísimas gracias. Es que el tiempo se nos ha terminado, pero muchísimas gracias por sintonizarnos. Ya saben que las transcripciones y ejercicios de audio las encontraran en nuestro sitio web.

Chayo – Y una vez más gracias por sintonizarnos el día de hoy. Si les ha gustado este episodio, por favor compártanlo y escríbannos un comentario, y bueno. En lo que gusten apoyar con una donación mensual, también lo podemos hacer en la página y bueno, esperamos que les haya gustado. ¡Chaocito!

Lalo – Hasta la próxima.

To download the transcript & supplemental material click here.

Practice your listening comprehension