Feliz día, mamá

La cultura hispana se ha caracterizado por un fuerte y demostrado amor a las madres. A lo largo de la historia, las madres han tenido un lugar destacado tanto en la sociedad, como en el interior de las familias. Ya sea que hablemos del siglo pasado cuando a las mujeres apenas se les empezó a reconocer sus derechos, como hoy en día que las mujeres se caracterizan por ser mucho más independientes, las madres son el eje del hogar. Nuestras madres se caracterizan por ser cariñosas, trabajadoras y valientes. A muchas les ha tocado vidas difíciles y han sabido salir adelante con pujanza y vigor.

De hecho, desde nuestra cultura popular se exponen infinidad de muestras de admiración al papel de las mamás. En la literatura colombiana, por ejemplo, abundan arquetipos de la madre latinoamericana, como la famosa Úrsula Iguarán en Cien años de soledad. Una mujer que encierra todas las características de una madre: una mujer emprendedora, activa, espontánea, hacendosa, laboriosa, de carácter fuerte, severa e inquebrantable.  

Reconocemos a nuestras madres hasta en sus facetas más pintorescas. Incluso, existen listas tipo Top 10 de sus frases más célebres: “No se dice qué, se dice señora”. Porque, en Colombia, contestar con un “qué” puede considerarse una falta de respeto muy grave. Dichos como “¿Quiere llorar por algo?” hicieron de la infancia, niños más fuertes capaces de enfrentar la adversidad. 

Estas y otras muchas actitudes son las que nos hacen admirar, respetar y celebrar este mayo el día de las madres, porque “Madre solo hay una”.

Polet Orjuela

Comprensión de lectura

Related Articles

Responses

Your email address will not be published. Required fields are marked *